Globalización

0 Permalink 0

Hoy recuerdo lo que un día nos dijo un profesor de la UPC: "Es casi imposible pensar en una tercera guerra mundial, cada país tiene negocios con el resto del mundo, importan, exportan.. Y muchas ya son multinacionales por si mismas".

Nunca había sido tan consciente de ello hasta que me di cuenta hace poco, al empezar el postgrado en management en la LSBF en Londres, donde el 80% de la clase somos distintas nacionalidades, todos estudiando business, todos comunicando en inglés. Al día siguiente en la oficina me puse a pensar y también analicé la gente con la que trabajo, donde el 65% somos de diferentes países.

Además me refiero a que la mayoría son de fuera del continente europeo. Y eso significa hablar de diferentes razas, culturas, religiones, normas, formas de ser, de actuar, de vestir, de pensar... Hombres y mujeres indistintamente.

Qué riqueza! Qué oportunidad de aprender de todas estas personas! Una mentalidad tan diferente de la mía en muchos aspectos, distintos puntos de vista, obviamente distintos idiomas...

Me he dado cuenta de lo poco que sé en geografía (no hubiera sido capaz de señalar muchos de los países o ciudades en un mapa) y sobre otras religiones que no son la mía.

Estar en Londres es como ponerse unas gafas panorámicas del resto del mundo. Venir aquí me ha ampliado horizontes. Veo que el mundo está totalmente mezclado y que cada vez quedan menos barreras sociales. Que nadie juzga, que cada uno tiene igualdad de oportunidades. Globalización. Y el denominador común, el inglés!

Además aquí estoy teniendo la oportunidad de ver como trabajan las grandes empresas, como los grandes managers son capaces de poner todos esos potenciales y distintos cerebros a trabajar juntos, con el mismo fin, trabajando en equipo. Como cada uno se adapta al resto proactivamente. Se acabó la visión local de emprendedores y empresarios.

Mucho que aprender de las personas que nos rodean.

Y es que lo que siempre importó fue el cerebro, y aquí hay gente brillante. Aunque por desgracia en algunos países, estos cerebros estarían desaprovechados.

Es el caso de una amiga muy inteligente que creció en un país en guerra, para más tarde mudarse a Londres al presentarse la oportunidad. Es curioso, o más bien triste, lo que me contó un día sobre que la gente en ese país ni se imagina que puedan existir niveles de vida como los europeos. Allí los niños están acostumbrados a jugar en la calle escuchando bombas y avionetas en el aire, donde la electricidad y el agua están racionalizadas por horas, etc. Como difícil es para mí, imaginarme crecer allí. Ojalá algún dia todos tengamos oportunidad para elegir nuestra vida.

Y como no, la herramienta maestra de esta globalización es Internet. Los grandes medios de interrelación personal como redes sociales o redes móviles (como whatsapp) que me permiten estar en contacto continuo con personas de cualquier lugar del mundo, por no mencionar emails, facetime de apple, skype, websites, etc. La información ya no pertenece a ningún sitio concreto, está al alcance de cualquiera.

No he viajado fuera de Europa, pero ya conozco gente de muchos países del mundo que espero siempre mantener el contacto. Antes pensaba que para eso tenias que viajar y vivir en muchas ciudades. Ahora entiendo que tan sólo hay que ir a Londres u otras ciudades de igual diversidad social.

0

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *