Carta desde Londres, 3 años después

1 Permalink 2

Nos acostumbramos a todo

Cada carta anual que escribo me cuesta más encontrar la diferencia o novedad. Siendo sincero, ya quedó atrás la emoción y el factor sorpresa de descubrir cosas y de conocer a más y más gente. Londres es mi casa y ya me siento totalmente mezclado con el entorno.

Profesionalmente..

Empecé en otra empresa en enero de este año y en Septiembre ya fui promocionado. Las empresas en Inglaterra se toman muy enserio tu carrera, tu progresión y el tenerte contento. Eso es de apreciar, una mentalidad distinta a la de otros países (o empresas).

Profesionalmente he llegado a lo más alto en mi carrera hasta la fecha y aun con mucho hambre. En esta nueva empresa, una de las más grande del mundo (Apple), he aprendido que me queda mucho que aprender, y creo que eso es vital para el desarrollo profesional.

Reflexión 1:

Ahora que lo pienso, los únicos momentos que posiblemente he fallado durante estos 3 años ha sido cuando daba algo por sabido o por hecho. Ahora que lo pienso, quizá en mi vida personal también.

Trabajando en mi CV

Con mi meta siempre en mente: emprender diferentes negocios, ahora intento empaparme de cualquier tema del que no entienda mucho, tenga o no que ver con mi sector o con cualquier línea de mis posibles negocios. Abro los ojos, escucho, leo revistas sobre cualquier tema para ver que pasa. Voy a ver museos, a exhibiciones o espectáculos aunque crea que no me gustarán y que al final no me gustan (como el ballet clásico), y cualquier cosa que pasa en Londres y que siento la necesidad de que tengo que aprovechar la oportunidad. Creo que es una buena mentalidad.

Los currículum vitaes ya no existen, ahora hablamos de profesionales con valor añadido y que añadan valor a la empresa. Hay muchos candidatos cualificados sin trabajo (por desgracia), así que olvídate de que una carrera significa trabajo. No podemos parar de trabajar en nuestro currículum. En añadirnos valor.

Durante este tercer año he seguido yendo a conferencias de cualquier cosa, como a la del director general de google (Cuanto más se y me adentro al mundo digital, más miedo me da el mismo), presentaciones de facebook y twitter, un fantástico businessman del que ya me he comprado 3 libros, un fotógrafo de national geographic o de un fantástico bartender de la que tuve que escribir una publicación en este mismo blog por dejarme fascinado.

Además de ascenso profesional, aprender en mi vida personal y de terminar el postgrado en management y finanzas que empecé en la LSBF, he podido lanzar junto a una amiga: segundaortopedia.com, un nuevo proyecto que intentará ayudar a la gente con problemas poniendo a su disposición un portal de compra venta de material ortopédico de segunda mano, abaratando los costes de la ortopedia que necesiten.

Mallorca y su magnetismo...

Cada año que pasa, no es que eche más de menos a mi familia, amigos o vida en Mallorca, sino que lo aprecio más cada vez que viajo. El verano pasado hasta fuimos a descubrir playas y calas perdidas que antes no conocía y seguro que muchos mallorquines aun no conocen.

Reflexión 2:

Me di cuenta de una cosa. Es una pena que las personas nos acostumbremos a la belleza, a lo bueno, a lo que para muchos sería un placer, un lujo, una fantasía. Sería inteligente decir que por desgracia la gente también se acostumbra a lo malo.

Los turistas ven las puestas de sol en playas paradisíacas con su familia y desearían ser residentes para disfrutarlo cada día. El problema es que los residentes no se dan cuenta. Están acostumbrados a esa belleza.

En esta tercera carta debo admitir que me estoy acostumbrando a la magia, grandeza y belleza de esta preciosa ciudad. Quizá el año que viene titule mi carta como "carta desde fuera de Mallorca, 4 años después". Porqué sí, voy a por el 4º!

2
1 Comment
  • Dania
    noviembre 15, 2013

    So proud of you 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *