Carta desde Londres, 4 años después

0 Permalink 5

Pero a Londres le gusté.

Ya he pasado un 13% de mi vida en Londres y con planes de estar más. Es una buena manera de darme cuenta cuanto llevo sin mis padres o familia, o lo que llevan ellos sin mi.

 Veo que debo limitar ese porcentaje tarde o temprano. El tiempo y con quien lo pasas es lo que más importa.

Pero a Londres le gusté. Le caí con gracia.

Lo dije en mi primera publicación: “Si no le gustas, te saca el dinero y te manda a casa”. Ahora veo que también te puede sacar el dinero pero sin enviarte de vuelta.

Le gusté y ya no me deja ir.

Mi vida profesional sólo asciende año a año, a un ritmo prematuro para esta industria. Cuando consigues fusionar un hobby con trabajo empiezas a destacar. Empiezas a dejar atrás a los que sólo están cumpliendo. En mi tercera carta hablaba de mi nueva empresa y una promoción. En esta vuelvo a hablar de mi nueva empresa.

Un hobby,

Me lamenta alejarme del mundo industrial y de la ingeniería, pero me doy cuenta de que disfruto haciendo marketing online, de sentirme útil, de decirles a las grandes marcas (Como Apple o General Electric) lo que deberían hacer para tener más éxito. De que lo hagan y tengan más éxito.

Dirigir equipos,

Disfruto dirigiendo equipos. Ha sido lo que más me ha retado, lo que más me ha enseñado. Poner a un grupo de personas a trabajar juntos y encargarme de su desarrollo y éxito no sólo como conjunto si cada uno como individuos.

Grandes planes,

Mucha gente se da cuenta de que ha avanzado al mirar lo que ha dejado atrás, pero para mí, y al contrario que pensaba hace un par de años, el camino ya no es sólo bidimensional. El progreso personal no es una línea con una objetivo, si no la trayectoria en función del tiempo y del aprendizaje diario que define su tendencia.

Un poco más simple: Mi gran plan sería vencer el “espacio” y asociarme con el “tiempo”. Hacer más en cada periodo más corto sin importar el donde. Dejar el periodo largo para lo que de verdad importa.

Y un poco más simple: Mi gran plan es seguir intentando emprender con éxito y que me permita trabajar remotamente.

Acabo la carta recordando una de las mejores frases que distingue un autónomo de un emprendedor: “El emprendedor genera dinero mientras duerme. Es cuando tienes un negocio más grande que tú mismo”.

5

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *